info@myco.com.mx

Somos de donde comemos

Somos de donde comemos

Por Ana Loarca


De las cosas que más me preguntan cuando saben que no nací aquí es; ¿qué es lo que más extrañas de México? Y la respuesta siempre será la misma: primero mi familia y amigos obviamente y en segundo, pero no menos importante, es más, yo diría que están en el mismo plano de importancia, la COMIDA.

Uno de los identitarios más importantes de cada país, sin duda es su comida,  México por su puesto no es la excepción, sino todo lo contrario, tiene grandes reconocimientos a nivel internacional por su gastronomía; incluso la UNESCO le ha dado un galardón como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad y es que es tan variada, que siempre comento con orgullo cuando hablo de la comida mexicana, que cada estado tiene platillos distintos, variedad de sabores, especies y cada vez que aludo a describir algún platillo típico, es imposible no salivar.

Sí extraño a rabiar la comida, muero de envidia cuando veo fotos en Instagram de mis amigos, publicando lo que comerán, o los restaurantes donde están, sobre todo en la época de los Chiles en Nogada, tanto es mi sentimiento de nostalgia, que he me vuelto adicta a buscar recetas y tutoriales en YouTube para hacer mis propios platillos. Claro está que por más que intento emular los sabores, nunca será igual, no sé si tenga que ver con el sabor de la tierra donde se siembran los ingredientes, químicos de conservación, o hasta el saborcillo callejero de los vendedores ambulantes que, por alguna razón, nunca sabe como hecho en casa.

Algunas personas me han recomendado restaurantes mexicanos que según ellos son maravillosos y saben a “comida mexicana” pero hasta ahora nada es igual, no he probado ningún platillo que tenga el mismo sabor (lo digo con tristeza). Hay una ciudad al sur de la Florida llamada Homestead, donde vive una gran comunidad importante de mexicanos, existe un mercado con productos nacionales y donde se presume hay auténtica comida mexicana, la 1ª vez que fui, para mi fue un experiencia muy bizarra, porque definitivamente no sentí que fuera un lugar muy mexicano, pero tampoco parece que estuvieras en Estados Unidos; es una subcultura, gente que nació en México pero que llevan muchos años viviendo aquí, o hijos de mexicanos.

Un grupo de personas formando su propia cultura, reinventado recetas, agregando ingredientes distintos a las originales, etc.  Y lo entiendo perfectamente, al final, uno es de donde nace y crece, fusionas lo que vives y experimentas; eso es parte del concepto que ahora hasta suena ya obsoleto: globalización.

Así que, para mi la mejor forma de conocer la verdadera comida de cada país, sin duda será viajando al país mismo, aunque siempre se agradece que existan restaurantes que lleven un poco de su cultura a otros países, así que seguiré investigando dónde encuentro un sabor más parecido a lo que mi paladar recuerda, mientras tanto seguiré buscando recetas en Internet. .:m:.