+52 55 8421 3221
info@myco.com.mx

Somos de donde comemos

De las cosas que más me preguntan cuando saben que no nací aquí es; ¿qué es lo que más extrañas de México? Y la respuesta siempre será la misma: primero mi familia y amigos obviamente y en segundo, pero no menos importante, es más, yo diría que están en el mismo plano de importancia, la COMIDA.

Se habla Spanglish

De las cosas que más me han costado adaptarme en esta nueva aventura, sin duda ha sido la barrera del idioma, aunque es bien sabido que en Estados Unidos existe una gran cantidad de hispanohablantes y sigue en aumento.

El Altar del Perdón

Uno de los monumentos que más representan a la capital de nuestro país es sin duda la Catedral Metropolitana, espacio que resguarda muchas obras de arte de los períodos barroco y neoclásico.

Ni de aquí, ni de allá

Mi familia siempre ha sido migrante, desde que tengo uso de razón he viajado por diferentes ciudades, ni siquiera me atrevo a recordar cuántas veces me he mudado…

Ateneo de la juventud

Esta ideología que surgió como movimiento contracultural al positivismo, desarrollado por Comte y adoptado por Porfirio Díaz a finales del siglo XIX, sería aquella que despertaría la inquietud de un grupo de jóvenes que, afanosos de cambio, propusieron una nueva manera de construir el México moderno.

El sueño del Mara’akame

Parte importante de la cosmogonía Huichol se centra en el personaje del Venado Azul y del viaje hacia los recintos sagrados; y es ahí en donde la trama cobra un toque de realismo mágico para representar una peregrinación hacia el destino.

La visión de Carlos Mérida

Carlos Mérida es un buen ejemplo de la frase que se le atribuye a Chavela Vargas: “Los mexicanos nacemos en donde se nos da la rechingada gana”, y si bien este pintor y grabador nació en un país vecino y con una cultura muy afín a la mexicana, supo encontrar la forma de absorber, promover y enorgullecerse de la mexicanidad.

El ojo de Dios

Siempre me ha llamado la atención el diseño, el dibujo y todo lo que tenga que ver con la expresión artística y desde que era niño hay una figura que me acompañó durante mi crecimiento, ya que estuvo presente en cualquier lugar al que iba: El Ojo de Dios.